jueves, 14 de junio de 2012

ABRIENDO HORIZONTES

     Hacer un bizcocho para una tarta fondant no es nada fácil: Hay que conseguir que la masa vaya a la par con el molde, luego que no se hunda y además, que no se quede ni crudo ni se queme...

     Bien, pues después de conseguir todo eso, he dicho: ¿por qué no probar con muffins?. Y aquí están... MUFFINS DE CHOCOLATE CON OREO

     Tienen buena pinta ¿verdad?, pues además, están riquísimos jajaja. Ahora sólo falta comprar unas cápsulas bonitas y una caja original, y ya estarían listos para regalar.








2 comentarios:

  1. Sólo les falta una bolita de helado para acompañar, jeejeje

    ResponderEliminar
  2. la verdad esque tiene una pinta estupenda, abrá que saborearlas!!!

    ResponderEliminar